Somos el espíritu joven y alegre de la Iglesia

Bolivia Misionera 14.04.2016.- Fátima Iraipi, es una joven misionera que lleva adelante su vocación misionera en el Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chávez.
Para ella ser misionera, significa un compromiso con la realidad que viven los jóvenes hoy en día, anunciar al Señor incluso en los medios de comunicación actuales como las redes sociales y el internet es importante, afirma.
Los jóvenes misioneros debemos ser arriesgados para anunciar el Reino, sin importar el peligro que esto conlleve, porque somos nosotros el espíritu joven y alegre de la Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *